Ciudado de la piel y masajes para bebés

Los masajes permiten crear lazos con nuestro bebé, ayudan a desestresarlo y que duerma mejor. Cada vez son más numerosos los estudios que confirman los beneficios de practicar masajes con regularidad a los recién nacidos. Además, podemos realizarlo con algún aceite corporal que lo hara más agradable y ayudara al ciudado de la piel de nuestro bebé.

Claves para masajear a tu bebé

Masajear a tu bebé es sencillo si conoces las técnicas adecuadas. Podemos masajear cualquier parte de su cuerpo y beneficiarnos de una serie de ventajas.

Evita hacerlo justo antes o después de las comidas y trata de que el ambiente sea tranquilo, sin demasiados estímulos auditivos o visuales.

Las partes de su cuerpo que más se benefician son:

– El abdomen. Estimular esta parte favorece el correcto funcionamiento del aparato digestivo de los recién nacidos y aliviamos y prevenimos patologías comunes en ellos como los gases o el estreñimiento. Puedes poner la mano en su pecho y acariciar hacia abajo hasta la parte inferior del abdomen repitiendo y alternando ambas manos. También puedes realizar movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.

– La cara. Es un punto en el que se produce mucha tensión ya que los continuos llantos y la alimentación por succión trabajan mucho la musculatura facial. Para relajar esta zona podemos acariciar sus labios y sus mejillas, desde la nariz hacia afuera, sin olvidarnos de la parte posterior de las orejas. Su frente la masajearemos con movimientos circulares.

– La espalda. Constituye la estructura principal del cuerpo y a esta edad soporta todo el peso pues pasan la mayor parte del tiempo acostados o sentados. Los masajes locales ayudarán a liberar tensión. Es posible que al bebé no le guste estar recostado sobre su abdomen mucho tiempo, si no se encuentra agusto no lo fuerces, el objetivo principal del masaje es relajar y potenciar los lazos afectivos. Coloca ambas manos a cada lado de la espina dorsal y acaricia con movimientos circulares desde los hombros hasta los riñones.

¿Aceites corporales: Sí o no?

Los expertos recomiendan realizar estos masajes usando aceites corporales para que así nos resulten más sencillos los movimientos y no irritemos la piel del bebé. LipoCalm, por ejemplo, es un aceite de caléndula muy indicado para pieles sensibles, 100% natural y de rápida absorción. Además, por sus cualidades es altamente hidratante y calmamte, un inprescindible para prevenir y mantener la piel atopica en los bebes. La piel de los bebes esta en pleno crecimiento y requiere de aporte de nutricion y acidos grasos esenciales para unas buena constitución.

Como ves, las técnicas son sencillas por lo que llevarlas a la práctica no debería ser un problema. De esta forma, estimularemos y llevaremos a cabo un ciudado de la piel de nuestro bebé y al mismo tiempo logramos tranquilizarlo y prevenimos problemas como los gases o el estreñimiento.

Compartir: