CONOCE LAS PROPIEDADES DE LA CALÉNDULA PARA LA PIEL

La caléndula es una planta aromática muy apreciada por sus propiedades beneficiosas en el cuidado de la piel. Dicha planta, perteneciente a la familia de las asteráceas, es originaria de la cuenca mediterránea; aunque, gracias a sus virtudes, su uso se ha extendido rápidamente a lo largo de todo el mundo.

Las propiedades de la caléndula para la piel son conocidas desde tiempos inmemoriales. Ya desde la antigüedad, esta planta ha sido utilizada en la medicina para sanar problemas de la dermis, como irritaciones, eccemas, úlceras o infecciones.

 

Algunos consejos para cuidar la piel:

Puedes utilizar la caléndula de forma local, en formato oleoso. Gracias a su acción antiinflamatoria y calmante, es muy apreciada para calmar la mayoría de afecciones irritantes o inflamatorias de la piel.

Con la versión de aceite seco LipoCalm puedes dar un masaje y conseguir que los principios activos de esta planta penetren bien. En los bebes estos momentos de masaje con aceites son muy placenteros y beneficiosos para

 su piel tan fina y sensible.

En personas que sufren varices, este extracto también resulta beneficioso, ya que reduce la inflamación y alivia las molestias que producen.

En la industria farmacéutica, la caléndula es una planta muy apreciada para cuidar la piel. Su poder nutritivo y regenerador es insuperable por otros activos naturales, por eso, la aconsejamos a las personas que sufren piel sensible, reactiva y atópica.

Tal es su poder antiinflamatorio y regenerador que varios estudios científicos han mostrado eficacia de la caléndula en el tratamiento y la prevención de la dermatitis provocada por la radioterapia en el paciente oncológico.

Con un potente extracto concentrado de caléndula hemos elaborado la línea corporal :Kalendae de dermatología natural muy eficaz y sin tóxicos.

Apunta los productos de la línea dermatología :kalendae natural y sin tóxicos y aprende a cuidarte con ellos

:

 

La caléndula cuenta con un abanico inmenso de propiedades beneficiosas para la piel. Su uso está muy extendido gracias a todas estas propiedades, entre las que podemos destacar:

Propiedad antiséptica y cicatrizante. Esta planta tiene la capacidad de estimular el crecimiento de piel nueva, y regenerar la dermis dañada. Esto se consigue gracias a que estimula la producción de colágeno y glucoproteínas, que logran buenas cicatrizaciones sin dejar marcas visibles.

– Propiedades antiinflamatorias.  Se ha visto que los extractos concentrados de caléndula con alto contenido en faradiol ester regular los mecanismos que producen la inflamación, por lo que es ideal cuando se sufren irritaciones o inflamaciones producidas por alergias o brotes de dermatitis, tanto en adultos como en bebes.

Es un hidratante natural: La caléndula posee ácidos grasos esenciales, vitamina E (tocoferol) y componentes terpénicos, regeneradores y protectores de las células de la epidermis. Además el aceite de caléndula es perfecto para desmaquillar el rostro cuando se tiene una piel sensible, ya que no irrita y calma la piel y evita que se enrojezca o se inflame. Los desmaquillantes con base alcohólica suelen resecar e irritar, por lo que esta alternativa es muy apreciada en personas con alta sensibilidad y reactividad.

Lo mismo ocurre en personas que sufren dolencias como la psoriasis o incluso en las que tienen alteraciones cutáneas, como el acné. Las propiedades de la caléndula para la piel son muy interesantes en este tipo de casos, en los que alivian picores, inflamaciones, irritaciones o descamaciones. En el caso del acné, es muy útil para evitar que deje cicatrices.

 

La caléndula, una flor de cultivo biológico local, con una alta eficacia dermatológica es la solución a la mayoría de problemas dermatológicos en los que la inflamación y el sistema inmunitario están implicados.

Prueba :Kalendae HidraCalm Plus 100ml en eccemas, brotes atópicos o pieles enrojecidas que de seguro se convertirá en un producto indispensable para ti.

 

 

Compartir: